top of page
Search

Fertilidad en sepia


La teta amarga de la luna se dejó caer en mi boca como la manzana del árbol

La saliva, mano ajena, la canica en la ranura.

El peso del centavo en la fuente de espaldas a ella

—mientras yo la miraba alejarse para ver si daría la vuelta.

Pero llegó a su casa a prepararse algo de comer

con las porciones que envejecían en el mismo baúl,

como si alguna vez llegase a tener descendencia.

Recent Posts

See All

Esta todavía puede ser una historia de amor

Despues de entretener juntos los escenarios del fin del mundo vuelvo a esclarecer otro insomnio otro humo taciturno Lloran siempre los hombres todos solos Es tenso tránsito el concreto en trozos en el

Coleccionar y ser coleccionadx

"You're not sick," said Mildred.Montag fell back in bed. He reached under his pillow. The hidden book was still there. "Mildred, how would it be if, well, maybe, I quit my jobawhile?" "You want to giv

Comments


bottom of page