top of page
Search

¿Quién ha vestido de languidez mi cuerpo?

¿Quién ha vestido de languidez mi cuerpo? Disfrútalo, dijo, y cerró la boca. Que a mano no haya palabra menos macabra no es su culpa. Agradezco que no la abra en vano, si a cuestas lleva el insomnio que taladra el agujero para respirar la fuga. La lengua tocará certera lo cerrado: queremos decir oruga, jardines, y cosas que cuidar. Pero la boca, su sobriedad gusta no de ser liebre sino tortuga. y la privación de la tinta arriar del elogio a lo que asusta.


27 views0 comments

Recent Posts

See All

La voz de Pablo Keller no carecía de dulzura, tal vez era su ritmo pausado, la sonrisa menos benevolente que respetuosa, como si estuviese esperando una respuesta de Anna aún antes de preguntarle cual

Post: Blog2_Post
bottom of page